Nuestra anatomía está cambiando y el motivo? posiblemente el uso excesivo de los móviles

La anatomía del ser humano esta cambiando constantemente y con el paso de los siglos, el cuerpo está evolucionando, minimizando alguna de las partes que menos utilizamos y potenciando aquellas que cada vez tienen mayor influencia.

Pero lo más curioso es que la última evolución descubierta por los expertos tiene que ver con el uso de la tecnología y es que los teléfonos móviles están provocando que nuestro cuerpo cuente con un ‘hueso’ que hasta ahora no existía.

celulares
Imagen tomada de Reuters

Eso es lo que se desprende de las últimas investigaciones realizadas por David Shahar, experto especializado en las ciencias de la salud de la Universidad de la Costa del Sol (Queensland, Australia).

En los últimos estudios realizados por el científico australiano, ha podido comprobar una realidad, nos está creciendo un pequeño cuerno en la parte trasera de nuestro cráneo.

¿El motivo? Posiblemente el uso del teléfono móvil ha provocado su inesperada aparición.

muchos de mis pacientes tienen esta pequeña protuberancia en el cráneo«, asegura

 

No existe una explicación real de por qué está apareciendo esta pequeña protuberancia en la parte trasera de nuestro cráneo, pero todas las teorías apuntan a que aparece por la hiperextensión del cuello, que provoca cierta tensión en el cráneo que termina por manifestarse a modo de cuerno.

Y, ¿cuál es su razón de ser? Doblar de manera constante nuestra cabeza en extraños ángulos para atender las pantallas de nuestros dispositivos móviles.

La cabeza del ser humano pesa de media unos 5 kilos y llevarla a extraños ángulos de manera continuada puede provocar que nuestro cuello termine generando más presión de la acostumbrada en la base de nuestro cráneo. Para aliviarla, nuestro cuerpo, que es inteligente, decide ‘dotar’ de un pequeño hueso a la base del cráneo. De hecho, es prácticamente imperceptible al tacto, pues se calcula que mide entre 5 y 10 milímetros.

En un primer estudio publicado en el ‘Journal of Anatomy’ se tomaron en cuenta las radiografías de uno 218 pacientes de entre 18 y 30 años, donde un 51% de los estudiados contaban con este pequeño cuerno; un nuevo estudio en ‘Nature’ tomó una muestra de 1.200 personas entre 18 y 86 años, encontrando un 33% de casos con esta protuberancia, especialmente entre los más jóvenes. La buena noticia es que no es malo para la salud ni tiene efectos nocivos.

Ya son muchas las noticias falsas que se generan con el tiempo a medida que se generan nuevas tecnologías, por el simple desconocimiento, en otros tiempos el uso del microondas entre otras cosas.

Es de vital importancia contar con científicos que estudien los impactos que puedan ocasionar estos nuevos instrumentos que añadimos a nuestra vida cotidiana y asi poder contar con su respaldo al respecto.

 

Deja un comentario

Por la ley europea de proteccion al usuario les decimos que utilizamos Cookies para mejorar nuestros servicios al ingresar aceptan las condiciones y usos en el apagina. Mas Informacion | Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: